Flan de kiwicha

La receta de hoy incluye uno de los mejores productos de la amplia gama que ofrece Inka Forest. Estamos hablando de la Kiwicha en polvo, este fino grano que viene en una presentación pulverizada de 100 gramos tiene grandes propiedades nutricionales y es un producto netamente peruano. La kiwicha ha sido cultivada hace más de cuatro mil años por las culturas prehipánicas peruanas pues han sido encontrado restos de la planta en las tumbas de mandatarios de dichas culturas, como cuentan las leyendas las culturas prehispánicas creían en la vida después de la muerte por lo que enterraban a sus dirigentes y autoridades principales con aquellos ingredientes que consideraban eran de suma importancia en la vida de estas personas y en el desarrollo de su civilización por lo que la kiwicha era uno de los ingredientes indispensables en este tipo de rituales.

La kiwicha de Inka Forest es cultivada en sus ciudades de origen natural que son Arequipa, Ayacucho y Puno, pues en estas ciudades se dan las condiciones óptimas para su cultivo que arrojan los granos más finos que conservan todas las propiedades nutricionales del producto.  Su origen andino fue de gran importancia para el desarrollo de la cultura inca pues fue uno de los granos base en la dieta diaria de los habitantes de este imperio, sobre todo de los guerreros por su alto contenido de proteínas.

Pero no solo su alto contenido de proteínas es que hace este grano tan maravilloso, sino que además cuenta con ocho amino ácidos escenciales que no se suelen encontrar en otro tipo de granos. Otro de los grandes beneficios de este producto es su alto contenido de fósforo, magnesio, potasio y zinc, elementos químicos escenciales en la dieta diaria de las personas que contribuyen a llevar un ritmo de vida saludable.

La kiwicha es un grano que puede ser consumido por todas las personas sin restricción. Aún así sean alérgicas al gluten o estén cuidando su peso pues no contiene este aditivo que muchas veces puede ser el causante de enfermedades y alterar el peso normal en la dieta de las personas. Esta propiedad de la kiwicha permite que personas con problemas cardiovasculares puedan consumirla y estabilizar su ritmo cardiaco y presión siempre y cuando se complemente con una dieta saludable y revisiones médicas periódicas.

Existe una amplia variedad de formas de consumo de la kiwicha, desde potentes guisos que pueden mantenerte despierto y con energía todo el días hasta deliciosos postres que complementan tu dieta de forma saludable además de darte un gusto placentero a media tarde.

A continuación presentamos una deliciosa receta muy sencilla de preparar que sorprenderá a tu familia y amigos por el poder nutritivo que tiene y su increíble sabor. Hablamos del flan de kiwicha, el flan suele ser un postre clásico en la repostería de Latinoamérica pero suele prepararse con aditivos químicos que no son muy beneficiosos para la salud, es por eso que a continuación te damos una opción saludable e igual de deliciosa.

Antes de empezar haremos un recuento de todos los beneficios que posee este incríble producto de Inka Forest para que no tengas la menor duda de intentar probarlo en casa e incluirlo a tu dieta. El grano de la kiwicha es conocido como el grano de los andes que posee una importante cantidad de aminoácidos que ayudan a proteger la salud y favorecer el desarrollo en los niños, por lo que presentárselos en postre es una de las mejores formas de incluirlos en los alimentos diarios para que crezcan sanos y fuertes.

La lisina que se encuentra en la kiwicha es uno de lso aminoácidos más valorados en este alimento pues favorece de sobre manera el desarrollo cerebral, es por eso que se recomienda su consumo en niños menores de cinco años pues es la edad en la que necesitan mayor cantidad de nutrientes para la formación del sistema nervioso en especial el cerebro.

Otro de los consumos que se recomienda de este poderoso alimento es en madres gestantes por su alto contenido de fosforo esencial para el desarrollo del feto, además de aportar magnesio, hierro y calcio componentes que favorecen la formación de huesos en especial en esta etapa de gestación en la que pueden ser muy delicados y por lo que es de vital importancia cuidar la alimentación de la madre gestante para el correcto desarrollo del feto y evitar complicaciones durante el embarazo y el parto.

La forma en la que actúa la kiwicha en el organismo de los niños es estimulando la hormona del crecimiento. Y en el organismo de los adultos disminuye los niveles de colesterol. Por lo que se recomienda su consumo para personas con obesidad, hipertensión  y cualquier otro problema cardiovascular, siempre se debe complementar una buena nutrición para todas aquellas personas que tengan algún tipo de salud crónico, es pro eso que los cereales andinos y en realidad todos los productos de Inka Forest son una de las mejores alternativas para incluirlas en su dieta.

Otra de las enfermedades que ataca es la osteoporosis pues tiene un altísimo contenido de calcio en su composición, tanto así que 100 gramos de kiwicha aportan casi el doble de cantidad de este nutriente que un vaso de leche. Es este gran aporte de calcio que lo hace un grano indispensable en la dieta no solo de personas que sufren de enfermedades en los huesos sino para los niños que se encuentran en constante crecimiento y que muchas veces se aburren de la leche, se puede variar su alimentación añadiendo este grano rico en calcio y que mejor forma de hacerlo que en un delicioso postre que va a encantarlos.

Para nuestro postre necesitamos seis huevos, en los que debemos separar las claras de las yemas, para conseguirlo de una forma sencilla se recomienda con un tenedor o la punta fina de un cuchillo hacer un pequeño agujero en la  cáscara del huevo por el cual primero se drena la clara en un recipiente y cuando quede solo la yema colocarla en un recipiente aparte.

Se necesita también una taza de leche evaporada que puede ser reemplaza por leche de soya para aquellos que sean intolerantes a la lactosa. Se necesita además 3 cucharadas de harina, pero se pueden obviar si es que se tiene algún tipo de alergia al gluten, este ingrediente sirve para que el flan pueda agarrar una consistencia por eso puede ser prescindible.

Se necesita además una cucharadita de mantequilla o margarina, también para añadirle un mejor sabor se recomienda añadirle una cucharadita de algarrobina o miel que puede variar según el gusto de la persona que lo prepare. Además se puede añadir una cucharadita de vainilla.

Y como ingrediente principal se necesita 1 ½ taza de kiwicha pulverizada de Inka Forest que le dará a tu postre no solo un sabor delicioso sino que por su fina selección será un postre de calidad súper nutritivo.

Para empezar se debe realizar la mezcla en un bol de metal relativamente grande para evitar salpicaduras al batir. En este recipiente se añaden las yemas, la harina, la mantequilla, la miel o algarrobina, la vainilla, y la kiwicha. Se baten todos los ingredientes hast dejar una mezcla compacta. Para agilizar el proceso se puede realizar la mezcla en la licuadora asegurándose de haberla limpiado bien con anterioridad para que no se peguen sabores de anteriores  comidas preparadas en el electrodoméstico.

Si no queremos que la mezcla nos quede tan espesa se puede añadir un poco más de leche. Para que nuestro postre tenga una consistencia de flan se deben de batir las claras al punto nieve y deben agregarse de forma pausada ala anterior mezcla. Deben realizarse movimientos envolventes que dejen la mezcla compacta.

Para hornear nuestro flan se debe engrasar un recipiente que sea resistente al microondas y luego de verter la mezcla envolver con papel film. En el microondas se deja coser por 20 minutos y una vez que se haya terminado el temporizador dejar reposar por 10 minutos dentro del horno.

Para comprobar sus cocción puede introducir un cuchillo hasta el fondo del flan y este debe salir limpio, si en el caso no estuviera listo dejar coser y reposar por un par de minutos más. De esta sencilla forma tendrás un delicioso y nutritivo postre hecho a base de uno de nuestros granos de bandera.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *