Atún sellado en costra de ajonjolí

El ajonjolí es un grano tostado que se utiliza generalmente para decorar comidas, pero pocos conocen su poder nutritivo y aporte de vitaminas. El ajonjolí negro de InkaForest es un grano finamente seleccionado con la capacidad de ser fuentes minerales como el hierro, calcio.

El ajonjolí negro también tiene alto contenido de ácidos grados que son beneficiosos para la salud y aporta un alto nivel de proteínas en su consumo. Si se incluye en la dieta diaria el ajonjolí negro puede apartar grandes cantidades de nutrientes además de tener facultades reguladoras en el organismo para una vida más sana.

El ajonjolí también conocido como sésamo puede utilizarse en la cocina para la elaboración de muchas recetas además ha sido utilizado por mucho tiempo como semilla medicinal por su facultad para aliviar varios tipos de dolencias.

Gracias a su contenido de ácidos grasos (omega-3 y omega-6) debe de incluirse en la dieta diaria esta semilla para poder conservar una dieta equilibrada en la que se reduzcan los niveles altos de colesterol. Su capacidad para reducir los triglicéridos también ayuda a `revenir enfermedades cardiovasculares.

El ajonjolí es una de las semillas que tiene el más alto contenido de fibra por lo que ayuda a depurar el organismo de forma natural. Su consumo regular previene enfermedades del sistema digestivo pues ayuda al correcto funcionamiento del intestino ayudándolo a eliminar las toxinas.

Entre sus aportes a la nutrición encontramos sus altos índices de calcio para el cuidado de los huesos y dientes, de hierro para prevenir la anemia y zinc que previene la infertilidad masculina.

Los nutricionistas lo recomiendan para el tratamiento de la debilidad ósea, osteoporosis, pérdida de cabello debilidad en los pulmones y caries. Sus beneficios curativos alcanzan al sistema nervioso previniendo estados de estrés o ansiedad, ayuda al tratamiento de la depresión, insomnio y agotamiento.

Si aún no sabes en qué receta incluir este maravilloso nutriente aquí te damos una idea que encantara a toda tu familia. La receta del día es Atún sellado en costra de ajonjolí, suena complicado, pero es más sencillo de lo que te imaginas.

Para poder preparar esta deliciosa receta necesitamos un filete de atún fresco también podemos utilizar atún enlatado de preferencia conservado en agua. Para el aderezo necesitamos ¡/8 de taza de sillao, aceite. Un ajo picado, una pizca de kion rayado, una cucharadita de jugo de naranja. 1/4 de taza de ajonjolí negro de InkaForest, 5 champiñones, ¡/2 pimiento rojo, aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

Para iniciar l preparación se mezcla en un bowl el sillao, el aceite de ajonjolí, el ajo, el kion y jugo de naranja para preparar el aderezo de nuestro atún. Debe revolverse con cuidado hasta que quede una mezcla homogénea.

A continuación, se extiende el atún en una fuente para poder marinarlo mejor. Se embadurna el atún con la salsa preparada procurando llegue a todo el filete, en el caso de que sea enlatado se revuelve todo el contenido con la salsa y se deja reposar por cinco minutos.

Mientras esperamos a que el atún tome sabor se va preparando el acompañamiento. En un sartén se calienta un poco el aceite de oliva, una vez que este lo suficientemente caliente se le agrega las verduras a gusto de quien lo prepara con un poco de ajo, sal y pimienta.

Se saltean las verduras incluso con un poco de la salsa con las que se marino el pescado. Luego se pone a freír el atún.  Se coloca el atún frito en el ajonjolí esparcido para poder cubrirlo por completo. Finalmente se fríe en un sartén por 5 minutos con aceite de oliva hasta cocinarse por completo.

Hay que tener especial cuidado al freír el atún con el ajonjolí pues las semillas pueden salpicar. Luego se sirve acompañado por las verduras salteadas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *